El 18 de enero próximo no será un aniversario más para los papás de Fernando Báez Sosa, el joven de 18 años asesinado por un grupo de rugbiers a la salida del boliche “Le Brique” ese mismo día del 2020, ya que en esa fecha se estará llevando a cabo el juicio que comenzará el 2 de enero en la Ciudad de Dolores.

Máximo Pablo Thomsen; Ciro Pertossi; Enzo Comelli; Matías Franco Benicelli; Blas Cinalli; Ayrton Michael Viollaz; Lucas Fidel Pertossi y Luciano Pertossi, según la Justicia, “acordaron” darle muerte a Báez Sosa en esa brutal golpiza frente al boliche, en pleno centro de Villa Gesell.

Previamente, el grupo de rugbiers y Fernando habían tenido un altercado dentro del boliche, por lo que intervino la seguridad del lugar y echó a los dos grupos, por separado, pero los primeros fueron en búsqueda de la víctima una vez que ambos estaban en la puerta del lugar.

Según la imputación, por la que llegan a juicio, Thomsen, Pertossi, Comelli, Benicelli y Cinalli “abordan por detrás a Fernando Báez, aprovechándose de que el mismo estaba de espaldas e indefenso, y de ésta manera actuando sobre seguro, en virtud de la superioridad numérica y física, lo rodean, se abalanzan sobre él y comienzan a propinarle golpes de puño en su rostro y cuerpo hasta que cae inconsciente y pierde la vida”.

“Le propinaron allí en el suelo varias patadas en su rostro y cabeza, causándole lesiones corporales internas y externas, las cuales provocaron su deceso en forma casi inmediata, al causarle un paro cardíaco producido por shock neurogénico debido a un traumatismo grave de cráneo”, agrega la imputación hecha por la fiscal Verónica Zamboni.

Entrada Relacionada

Los otros tres, Villaz, Lucas y Luciano Pertossi “previo acuerdo y distribución de tareas con los otros sujetos activos, también participaron premeditadamente de la agresión con el fin de dar muerte a la víctima, posibilitando fundamentalmente la comisión del hecho, ya que rodearon tanto a Fernando Báez Sosa como a los amigos que estaban junto a él, impidiendo de ésa forma que éste pudiese defenderse por sí solo e incluso recibir defensa por parte de sus amigos y/o terceros”.

Los acusados quedaron filmados por varias cámaras de seguridad, y, posteriormente, siguieron con su rutina diaria de vacaciones pero fueron detenidos a las pocas horas tras ser identificados, a lo que se sumaron múltiples declaraciones testimoniales que vieron cuando emprendían la golpiza mortal.

“Chicos no se cuenta nada de esto a nadie”, fue uno de los mensajes que envió Ciro Petossi a un grupo de WhatsApp que integraba él y los otros acusados, intentando silenciar el crimen.

“Tenían plena conciencia y conocimiento de que habían causado la muerte de Fernando, pese a lo cual todos ellos huyeron del lugar y se escondieron”, sostuvo la fiscalía.

El juicio contra los rugbiers

El juicio se realizará desde el 2 de enero en Dolores y durante toda la feria judicial, pues el Tribunal a cargo María Clauda Castro, Christian Rabaia y Emiliano Lázzari tiene la agenda cargada y por eso decidió llevar adelante el debate en el receso judicial de verano.