Una nueva gala se está viviendo en la casa de Gran Hermano y en esta ocasión, los participantes jugaron para lograr obtener el liderazgo semanal. Quien gane la prueba, se asegura inmunidad durante las nominaciones de esa semana y la posibilidad de salvar a uno de sus compañeros en placa.

Tras intentar durante más de una hora, la pareja ganadora fue la de la ex diputada, Romina, y el salteño Marcos

. Es la segunda semana consecutiva dónde “El primo” lleva el liderazgo de la casa, y ambos tendrán que evaluar a quien sacarán de la placa una vez que se conozcan los nominados.

Esta semana, la prueba consiste nuevamente en destreza tanto físico como mental, ya que deben trabajar junto a uno de sus compañeros y lograr coordinar sus movimientos. En pareja y subidos a una tarima, deberán sostener una fila de discos con una mano y resistir para que no se les caiga. Una prueba de fuerza y concentración.

Entrada Relacionada

Uno a uno, los participantes fueron quedando eliminados de la prueba por distintos motivos y la primer pareja en abandonar el reto fue la de Julieta y Camila. Luego de ellas siguieron Ariel y Lucila, “La Tora”, ya que Ariel rompió las reglas y la producción decidió descalificarlos.

Finalmente, y tras una reñida competencia que consiste en sostener nueve discos entre dos personas, la dupla de Nacho y Alfa por un lado, y de Romina y Marcos por otro, compitieron por ser en los líderes de la semana. Cabe destacar que Marcos es hasta el momento el líder, por primera vez, y durante su semana, decidió salvar a Agustín de la placa.

Aunque la prueba estuvo muy peleada hasta el final, no es la primera vez que el liderazgo es compartida. Anteriormente Nacho y Alexis el Conejo

también obtuvieron el beneficio, pero el problema llegó cuando los participantes debieron ponerse de acuerdo para salvar a uno de sus compañeros, hay que evaluar la placa que se conocerá este miércoles para que ambos líderes comiencen a evaluar sus propuestas.

Fuente Gente