En el marco de la finalización de la segunda semana del juicio que busca juzgar el asesinato de Fernando Báez Sosa, Fernando Burlando dio detalles del comentario de un testigo que declaró en las últimas horas y se transformó en una nueva pieza probatoria clave en contra de los rugbiers.

El abogado de la familia del joven que murió el 18 de enero de 2020 tras una brutal golpiza a la salida de un boliche en Villa Gessel informó que uno de los testigos del hecho fue amenazado de muerte por Lucas Pertossi, uno de los deportistas que está en el banquillo de los acusados.

“Lo que le hicieron a Fernando no debe volver a repetirse y deben pagar. Esta gente que en la calle es un peligro. Lo han demostrados varios testigos”, comenzó a relatar Burlando este viernes en una rueda de prensa que dio a la salida de la décima audiencia en el Tribunal Oral en lo Criminal N1 de Dolores.

Lucas Pertossi esta semana en el juicio por el crimen de Fernando Báez Sosa.

Sufrió unas fracturas por parte de Lucas Pertossi. Hay contundencia en la prueba. Lo único que tiene que hacer la Justicia es juzgar lo que ve”, siguió.

Frente a esta situación, el periodista especializado en policiales de TN Sebastián Domenech dio detalles de lo que ocurrió en la sala con el testimonio del testigo: “Lo golpearon, lo tiraron por unas escaleras, le saltaron arriba, lo insultaron hasta que se escapó. Al volver ya no estaba la moto. El que la robó fue Lucas Pertossi, que después la llevó a un taller”.

La moto señalada por el testigo.

Por su parte, la persona en cuestión manifestó que dentro del grupo que estaba acompañando a Pertossi también estaría Blas Cinalli, otro de los acusados por la muerte de Báez Sosa. “Un ‘te vamos a matar‘ de esta gente está probado que no es dicho por cualquier persona”, remató Burlando.

Entrada Relacionada

Cuáles fueron las palabras con las que Luciano Pertossi rompió el silencio

Luciano Pertossi fue quien habló por primera vez desde su detención este 12 de enero, y aseguró no haber estado en el video que se mostró como prueba, donde se ve al grupo de amigos mientras golpeaban a la víctima.

Todo marchaba según lo previsto hasta que vio un video como prueba, y decidió romper el pacto de silencio: “Quiero aclarar algo. Yo no estaba ahí”. Cuando el fiscal Juan Manuel Dávila le consultó dónde estaba en ese momento, la respuesta fue contundente: “No se esfuercen en hacer más preguntas”, dijo desde el banquillo de los acusados, fiel a la estrategia que lleva adelante con sus amigos.

Según señalaron los periodistas que se encontraban en la audiencia, el joven se mostró desesperado por hablar. Su reacción causó sorpresa hasta al resto de los acusados.

La jueza hizo lugar a su pedido una vez que los peritos abandonaron la sala. Está previsto que declaren hoy junto a los policías de Villa Gesell

y más funcionarios judiciales involucrados.

Fernando Burlando habló de la sorprendente reacción que tuvo Luciano en el tribunal: “Tal vez él interpretó, desde su ignorancia jurídica, que iba a zafar de este salvajismo haciendo esa declaración. No quiso responder ninguna pregunta. Creo que Luciano Pertossi veía cierta debilidad y habrá querido zafar”, comentó ante los micrófonos durante el cuarto intermedio.

Fuente Gente