Soledad Pastorutti es una de las figuras más conocidas de la música argentina, y la prueba son las giras nacionales que ha hecho en los últimos años y el gran éxito que han tenido canciones como “Brindis” y “Tocando al frente”. 

A pesar del éxito, la intérprete de Arequito siempre ha mantenido la humildad para hablar y agradecer a todas las personas que estuvieron detrás del crecimiento de la música, y una de las que más ha estado presente en la vida de Soledad Pastorutti

fue Gerardo Rozín.

Incluso, hace un año atrás, cuando Soledad Pastorutti

se enteró de la muerte del conductor, decidió frenar uno de sus conciertos para dedicarle una de sus canciones y también lo homenajeó con unas hermosas palabras: “Quiero que de alguna manera todos sepan lo generoso, lo cariñoso, lo inteligente y todo lo que ha hecho Gerardo Rozín por la música argentina. Va mucho más allá de lo que veían en la televisión cada domingo”, dijo la jurado de “La Voz Argentina”. 

Para conmemorar un año de su partida, la voz de “Quien dijo” utilizó sus redes sociales para publicar fotografías con la exfigura de Telefe y dejarle un mensaje muy especial: “Te extrañamos, Gerardo. Siempre presente”. 

Entrada Relacionada
“Te extrañamos, Gerardo”, fue la frase de Pastorutti para recordar a su amigo.
Pastorutti publicó algunas fotografías de los encuentros que tuvo con Rozín.

Cabe destacar que esta no es la única vez que la cantante ha utilizado su voz para recordar a su amigo, ya que en una publicación también le agradeció por “haber confiado” en ella y por siempre recibirla con un abrazo cada vez que asistía como invitada a “La Peña de Morfi”. 

Las últimas palabras de Rozín

Carmela Bárbaro, expareja del conductor, también aprovechó sus redes sociales para recordar al padre de su hija Elena, y su manera de hacerlo conmovió a más de uno. 

Carmela homenajeó al padre de su hija al publicar el último escrito que hizo en vida.

La panelista publicó en sus redes sociales el último texto que le escribió Rozín a sus seres queridos donde agradecía por cada risa, explicó que se iba “sin ninguna queja” y también explicó que se iba feliz con los legados “de risa” que había dejado a todas las personas que fueron muy importantes en su vida.

Fuente Minutoneuquen