Michel Brown es uno de los tantos artistas argentinos que en el pasado tomó la decisión de buscar un nuevo rumbo profesional en el exterior del país. El exilio no es nada nuevo, de hecho existió en demasía en el siglo pasado, principalmente en épocas de Dictadura. Más allá de esto último, el caso del actor fue muy distinto y, por suerte, consiguió triunfar en México, su segunda tierra.

En las últimas horas, el artista fue entrevistado por Flor de la V

, la conductora de Intrusos, y habló de cómo fue su vida en el exterior tras su partida y cómo es en la actualidad. No está de más remarcar que en el medio fue uno de los protagonistas de Pasión de Gavilanes, un verdadero éxito latinoamericano que le abrió las puertas de la industria audiovisual azteca.

Lo primero que hizo Michel fue agradecerle a Cris Morena, quien le descubrió su vocación como actor cuando era muy joven. Luego, le ofrentó su amor a Marcarita Muñoz, una mujer colombiana con la que está en pareja hace 12 años.

Entrada Relacionada

Recién después, contó intimidades de su exilio: “Se ve fácil, pero no es fácil dejar tu vida, tu familia y es una decisión a la que hay que darle tiempo, no podés venirte un mes o dos meses

”, fue lo que dijo sobre su partida Michel Brown. Luego, añadió: “El camino no es nada fácil, me vine a los 19 años a buscarme la vida. Fue sumamente sinuoso, yo venía de hacer televisión y trabajar y acá me tocó empezar de cero, limar el acento. En ese momento en México no se podía trabajar si no tenías acento mexicano

Hoy en día es la principal estrella de Pálpito, una serie de Netflix que está entre las más vistas de todo el continente. Una de las deudas pendientes que le quedan es venir a trabajar a la Argentina, según comentó.

Acerca de cómo son los fanáticos en nuestro país, México y España, Michel Brown cerró diciendo que los argentinos somos muy distintos porque “somos muy directos y a veces eso no se entiendo, tenemos un humor ácido”, en comparación con los mexicanos.

Fuente Gente